¡Bienvenido a Nar-Anón de Puerto Rico!

Nar-Anon es primordialmente para ti que conoces o has conocido un sentimiento de desesperación por el problema de adicción de alguien cercano a ti. Nosotros también hemos recorrido ese sendero, sin embargo, encontramos la respuesta con serenidad y paz mental.

Al venir aquí ya no estás solo, sino entre verdaderos amigos que entendemos tu situación como quizás pocos puedan. Respetamos tu anonimato en la seguridad que respetarás el nuestro. Esperamos darte la seguridad de que ninguna situación es realmente irremediable y que nos es posible hallar felicidad aunque el adicto esté usando o haya dejado de usar.

Nuestro programa, sin ser religioso es un modo espiritual de vida basado en los 12 Pasos de Recuperación. Encontramos que el practicar estos Pasos trae la solución a prácticamente cualquier problema. Te invitamos a tomar en serio el programa y sus Pasos; nos ha sido de tanta ayuda como lo es Narcóticos Anónimos para el adicto. Solamente pedimos sabiduría y valor para vernos tal cual somos y para hacer algo por nosotros con la ayuda del Poder Superior, según nuestro propio entendimiento de él. Pedimos además, el don de desprendernos con amor de nuestros adictos para cesar el tratar de cambiarlos.

Mantén una mente receptiva y asiste al mayor número de reuniones posibles. Estás en la libertad de entrar en las discusiones. Pronto harás nuevos amigos y te sentirás parte del grupo.

Con el entendimiento de que la adicción es una enfermedad ante la cual somos impotentes, así como somos ante otras personas, entonces y sólo entonces, estamos listos para hacer algo útil y constructivo por nosotros y por los nuestros.


¿Nar-Anón, es para mí?

  1. ¿Se encuentra dando excusas, mintiendo o encubriendo a su hijo o familiar?
  2. ¿Tiene razones para no confiar en su hijo o familiar?
  3. ¿Se le está haciendo difícil creer las explicaciones que da?
  4. ¿Permanece despierta de noche preocupándose por su hijo o familiar?
  5. ¿Su hijo falta a clases a menudo sin que usted se entere?
  6. ¿Su cónyuge falta al trabajo y se le amontonan las cuentas sin pagar?
  7. ¿Está desapareciendo misteriosamente dinero?
  8. Se está preguntando: ¿Qué es lo que está pasando?¿Es culpa mía?
  9. ¿Sus sospechas le están convirtiendo en un detective y siente miedo de lo que pueda descubrir?
  10. ¿Los desacuerdos familiares normales se están volviendo agresivos y violentos?
  11. ¿Está dejando de lado sus actividades sociales, poniendo excusas vagas?
  12. ¿Se está volviendo cada vez menos dispuesto a invitar amigos a su casa?
  13. ¿La preocupación por su hijo/a, esposo/a, amigo/a, le está provocando dolores de cabeza, nudo en el estómago y gran ansiedad?
  14. ¿Su hijo/a, esposo/a, amigo/a se irrita por problemas mínimos?
  15. ¿Le parece que toda su vida es una pesadilla?
  16. ¿Le es imposible discutir la situación con amigos o familiares porque siente verguenza?
  17. ¿Sus intentos por controlar la situación son frustrantes?
  18. ¿Trata de compensar y de apaciguar?
  19. ¿El modo de vida, hábitos y amigos de su hijo/a, esposo/a, amigo/a están cambiando?
  20. ¿Alguna vez piensa que puede estar consumiendo drogas?
 
Foto de una playa...

Sólo por hoy...

Trataré de vivir este día solamente, sin abordar toda la problemática de mi vida a la vez. Puedo hacer algo por doce horas, que me horrorizaría si sintiera que tengo que hacerlo durante una vida entera.


Artículo Periódico Primera Hora

"Esperanza para los familiares de adictos"
Primera Hora, 2 de octubre de 2013